El martillo es una poderosa herramienta de percusión instalado en una excavadora, la cual sirve para demoler estructuras de concreto o rocas. Está alimentado por un sistema hidráulico auxiliar de la excavadora, que está equipado con una válvula accionada por el pie para este propósito. Los equipos de demolición emplean el martillo para trabajos demasiado grandes para martillar o áreas donde la voladura no es posible debido a problemas de seguridad.

El uso de un martillo hidráulico en lugar de explosivos para liberar la roca de la superficie de la cantera se está volviendo cada vez más común. A medida que los martillos y soportes hidráulicos aumentan en tamaño y durabilidad, se mejora la atenuación del sonido. Son muy utilizados en aplicaciones de minería y paisajismo.

Las herramientas hidráulicas son portátiles y se pueden transportar fácilmente en una camioneta. Los contratistas pueden elegir entre más de sesenta tipos de martillos hidráulicos, ya que pueden funcionar con una sola fuente de energía. A diferencia de las herramientas de demolición de gas y aire, los martillos hidráulicos son mucho más versátiles en productividad.

Con los martillos hidráulicos, el polvo y el monóxido de carbono no dañarán los ojos de los empleados de la construcción. Además, las herramientas neumáticas hacen un ruido fuerte durante la operación que afecta la audición de los trabajadores. Mientras que los martillos hidráulicos son silenciosos y fáciles de mover.

Te invitamos a que cotices la renta de martillos hidráulicos llamando a Materiales y Agregados Santa Rosalía de Camargo.